Concatedral de Murcia

Concatedral de Murcia

La Iglesia Catedral de Santa Maria más conocida como Concatedral de Murcia es el templo principal y sede de la Diócesis de Cartagena. Se encuentra en pleno casco antiguo de la ciudad de Murcia.
Consagrada en 1465, sufrió varios añadidos (como la torre-campanario) o reformas puntuales (nuevas capillas o fachadas) principalmente en los siglos XVI y XVIII, por lo que integra los estilos gótico, renacentista, barroco y neoclásico. Entre sus elementos arquitectónicos destacan la torre, de casi 100 metros de altura; la fachada principal o imafronte, considerada como una obra maestra del barroco español; y las capillas de los Vélez, de Junterones y del Trascoro.

Anuncios Aliexpress
PowerPoints Relacionados
  • No habia oído nunca eso de Concantedral , no te iras  la cama sin aprender algo nuevo cada día ..saludos ..

  • Mari Tere

    No comentas nada de la leyenda de la cadena que la rodea, por ser mis abuelos murcianos la he visitado varias veces y te dejo la leyenda que pesa sobre ella:

    Destaca la cadena esculpida que la rodea y
    sobre la que pesa una famosa leyenda, –La
    acción se sitúa hacia el año 1.500 y siguientes. Por la Murcia de
    entonces apareció un mendigo harapiento que dijo ser escultor y alardeó de ser
    capaz de hacer, sin cobrar un maravedí y a cambio sólo de asilo y alimento, una
    cadena esculpida en piedra, que podía rodear la Capilla de los Vélez,
    entonces en construcción, e incluso la Catedral entera. El Marqués de Vélez,
    de apellido Chacón
    y Fajardo, le conminó con aspereza:

    ———Si la obra no me gusta, morirás en la horca.

    ———¿Y si os gusta?,
    -preguntó el anónimo loco.
    ———Entonces salvarás tu vida…
    ——–Y ahí quedó todo. En tablas, como en
    el ajedrez…
    ——–Tras siete años de ardua y secreta
    labor, en la Nochevieja de 1507, la obra estuvo terminada y fue presentada al
    noble. Tanto él como el obispo y los séquitos de ambos quedaron maravillados
    por la perfección y el encanto del trabajo. A partir de entonces, todos
    alababan y agasajaban al artista y terminaron apodándolo cariñosamente el Cadenero.
    Cuando éste, por fin, anunció que había decidido marcharse y seguir su camino,
    el Marqués
    de Vélez, temeroso de que pudiese realizar alguna obra parecida
    en otras tierras, lo mandó apresar, arrancarle los ojos, cortarle ambas manos y
    encerrarlo en una lóbrega prisión. Así
    se garantizó para siempre la posesión de una obra de arte única.

    ——–La cadena, tallada en dura piedra
    caliza, abraza por el exterior la Capilla de los Vélez, joya indiscutible del
    gótico tardío de nuestra Catedral. Tiene unos 90 eslabones
    de alrededor de un metro de longitud cada uno. El efecto que produce en quien
    la contempla es magnífico debido, entre otras cosas, a la dinámica que crea el
    giro de cada eslabón con respecto a los contiguos de uno y otro lado.

    Leyenda sobre leyenda, durante
    siglos se ha mantenido que la cadena fue tallada en un solo bloque y que nadie
    conoce su principio ni su final. De hecho, a muchos se les proponía el curioso
    entreteniendo de encontrar el eslabón de cierre, distracción que aún hoy
    aparece en alguna guía turística.   Te felicito por tu trabajo, saludos.