Permitirse Llorar

Permitirse Llorar

No tenemos que ser fuertes todo el tiempo, toda la vida. Debemos permitirnos ser débiles y dejar que nuestros sentimientos salgan.
Si nunca encaras tu pena, y dejas de reír para llorar, nunca conocerás la dicha del que deja de llorar para reír.

PowerPoints Relacionados
Comentarios Antiguos

No utilizar para comentar.(NO se borran)

Mostrar Comentarios Antiguos