El enigma de los 35 camellos

  • Información del powerpoint

  • Fecha: 26/12/2013
  • Tamaño: 4.28 MB
  • Categoría: Variados
  • Autor:
  • Formato: Office Power Point 2000/3
  • Tags: ,
El enigma de los 35 camellos

Con gran sagacidad y conocimiento Beremiz Samir, el hombre que poseía gran habilidad para los cálculos, resuelve un complicado problema de cómo repartir entre tres hermanos la herencia recibida de 35 camellos.

Anuncios Aliexpress
PowerPoints Relacionados
  • Nunca hoy esta historia …me gusto.. me gusta tus leyendas aunque esta creo que ocurro de verdad ..Muy bien presentado el pps ….Un abrazo y feliz Navidad …(¯`’•.¸(Olga)¸.•’´¯)

    • Jorge

      Olga, muchísimas gracias por tu comentario. El relato, como todos los que forman parte de la obra titulada “El hombre que calculaba”, constituye una narración literaria, una creación literaria para hacer atractiva la ciencia Matermática. El libro es sumamete atractivo y divirtiéndonos aprendemos Matemática. Olga, un abarzo.

  • Roberto

    Jorge, excelente relato cuyo contenido refleja una gran sabiduría humana que deja perplejo a cualquiera, de como el ingenio humano puede resolver un asunto que podría tornarse dramático al poner en peligro las relaciones humanas y familiares.
    En consecuencia, tu presentación tiene un calificación de sobresaliente, pues me ha gustado mucho.
    Un fuerte abrazo y una feliz navidad.

    • Jorge

      Muchísimas gracias, Roberto, por tu generoso comentario. Como ves, la sabiduría al servicio del hombre. Buen enfoque el que le has dado al relato. Un abrazo.

  • Risto

    Estimado Jorge:

    Felicitaciones por tu presentación, nos ha gustado mucho. Te cuento que tengo el libro “El hombre que calculaba” , que heredé de mi padre y que al leerlo me gustó mucho. Lo que no me había puesto a investigar es que Malba Tahan era el seudónimo de un escritor brasileño. Por supuesto que use el link que pusiste en tu pps y me interesó mucho leer sobre el tema.
    Muchas gracias por el pps en si mismo que es hermoso, pero también por toda esta información

    Amigo, esperamos que hayas tenido una bella Navidad con los tuyos.

    Te enviamos un abrazo: Risto + Isolina

    • Jorge

      Risto e Isolina, un gusto muy grande leer vuestro comentario. Es cierto lo que dicen, que muchas personas han leído o leen “El hombre que calculaba” y piensan que el autor es algún escritor o científico del mundo árabe. Pero debemos sentirnos orgullosos que una obra que ha sido y sigue siendo leída tanto, en el mundo, sea de un matemático brasileño. Muchísimas gracias por su coemtnario. Un abrazo para cada uno de ustedes. .

  • Helen

    Jorge una historia del enigma de los 35 camellos muy sabiamente resuelta.
    Felicitaciones. Felices Fiestas .Un abrazo Helen.

    • Jorge

      Helen, muchísimas gracias por tu comentario. ¡Un Venturoso 2014!

  • Teresa

    Hola Jorge. Muchas felicitaciones por tu trabajo, como siempre muy bien relatado, imposible no leer, dan curiosidad las leyendas, Un abrazo…Teresa.

    • Jorge

      Teresa, muchísimas gracias por tu comentario. Un abrazo.

  • Hola Jorge ..Me gustó mucho tu presentación , única y bien hecha ¡Felicitaciones!! Poco entro a la página, pues la mayoría se han pasado a mis PPS, yo no tengo mucho tiempo para entrar a otra página, y por aquí ya pocos conozco, una pena que haya pasado esto ..en fin ..te mano un fuerte abrazo y que estas Fiestas el niño Jesús derrame sus bendiciones en ti y tu familia. Feliz Año Nuevo que sea venidero de éxitos y sueños cumplidos ..un fuerte abrazo .

  • MaykaB

    Hola Jorge, no había visto publicado este trabajo tuyo. Como estoy perezosa y con poco tiempo te pongo lo que te respondí cuando me lo enviaste…más o menos.
    Muy estupendo trabajo, no conocía nada de este….hombre que calculaba…buenísimo, y no me extraña se enamorara de la cultura árabe
    al leer “Las mil y una noches” a mi me pasó igual jejeje!! aunque alguno
    de los cuentos me resultó aburrido la mayoria me gustaron…aunque
    muchos demasiado verdes…para aquel entonces….por demás
    supongo, demasiado adelantados a su tiempo.
    Un abrazo Jorge, y sí que ví el pequeño error, que no tenía ninguna importancia, pero es que somos tan perfeccionistas verdad?